News

Javier Moya en Designonscreens

Javier Moya y la historia de la revista Don

Vengo a contaros la historia de un fracaso

Así es como comienza nuestra sesión con Javier Moya, socio de la productora editorial The Tab Gang, editora de la revista Don. Es de esta última de la que nos vino a hablar el pasado viernes a Designonscreens.

Javier se dedicó durante toda su trayectoria profesional al mundo de la comunicación: redactor jefe de los 40.com, subjefe de la Mesa de Redacción en Prisacom, Redactor Jefe de Social Media… Pero a los 40 años decidió empezar su propia andanza y montar una empresa con unos amigos, The Tab Gang. Una productora editorial que fusiona tres áreas de trabajo: audiovisual, editorial y digital. Fue así como en el año 2013 vio la luz la revista Don, como ellos mismos se denominan “cultura popular para mayorías selectas”. Una revista nacida para consumir en pantallas pequeñas, principalmente tablets, de publicación mensual y pensada para el sector masculino.

Con ella se marcó un antes y un después en el diseño de interacción de revistas en nuestro país. Fue toda una innovación, ya que al estar dirigida exclusivamente a soportes digitales ( y por tanto medios interactivos), no se podía concebir la interacción persona-revista que estábamos acostumbrados a tener en papel. Por eso mismo en sus primeras ediciones venía acompañada de un set de instrucciones para que los lectores no se perdiesen ningún contenido, aunque estuviese escondido detrás de un botón. Aún así, también jugaban con la curiosidad de sus lectores dejando algún que otro “regalo” escondido a sus usuarios más intrépidos. Un ejemplo de ello era la sintonía de El Maletín, una tira cómica interactiva a la que cada mes un grupo de artistas amigos le componían una melodía diferente.

La revista fue todo un éxito, su público solía estar navegando en ella una media de 12 o 14 minutos (un porcentaje muy alto) y sus descargas superaban a las ventas en papel de muchas revistas consolidadas. Contaban con vídeos de apertura de alta calidad y su diseño cambiaba íntegro en cada publicación. Pero, a pesar de todo ello, las revistas para tablet o pequeñas pantallas fueron muriendo y después de todo el esfuerzo y dinero invertido, la revista Don cerró sus puertas.

Esto que a priori puede sonar como un fracaso, gracias al éxito cosechado a The Tab Gang se le abrieron más puertas, o ventanas. Se embarcaron en varios proyectos, tales como el rediseño de Tentaciones (revista de El País) o Telos, la revista de corte científico de la Fundación Telefónica, icono en el mundo de la ciencia. Su reto era claro: darle una vuelta al diseño para llegar a un público especializado pero más amplio de edad y darle un aire más desenfadado. El resultado sin duda nos fascinó a todos, un claro ejemplo de como las revistas densas de pensamiento son totalmente compatibles con un buen diseño, atractivo a la vista y que despierta la curiosidad e invita a la lectura. Que los textos respiren o jugar con las ilustraciones son algunos de los consejos que nos dio como futuros diseñadores.

La moraleja que sacamos después de estas cuatro horas con Javier Moya es que de los fracasos, por mucho que duelan, también se aprende y que con trabajo duro, dedicación y amor por lo que haces, cuando se cierra una puerta, se abre una ventana.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.